Skip to content Skip to footer

AMC Microbiota Bucal

El Análisis Metagenómico Clínico de la Microbiota bucal es un estudio exhaustivo de todos los genomas de los microorganismos que residen en los diversos entornos de la cavidad oral.

El AMC de la Microbiota Bucal permite la identificación de cualquier tipo de microorganismo, ya sea patógeno, comensal o simbionte. Esto abarca una amplia gama de microorganismos, incluyendo bacterias, arqueas, virus, hongos, protozoos y metazoos, que pueden estar presentes en la microbiota bucal. Este análisis es esencial para comprender y evaluar la salud oral y puede tener aplicaciones clínicas significativas en el diagnóstico y el tratamiento de diversas condiciones relacionadas con la cavidad oral.

microbiota bucal

Periodontitis
Infecciones bucales
Anginas recurrentes
Estomatitis
Candidiasis bucal
Estomatitis aftosa

Infecciones poco comunes
Queilitis.
Sialadenitis: Inflamación de una glándula salival.
Análisis previos a la realización de un implante
Otros procesos patológicos


El análisis efectuado en los Laboratorios Xenogene se inicia con la toma de muestras mediante un frotis realizado con un escobillón en diferentes áreas de la boca. Estas muestras se transportan al laboratorio en frascos que contienen un líquido estabilizante proporcionado por nuestro laboratorio, asegurando así la conservación de la muestra en condiciones óptimas.

Una vez que la muestra llega al laboratorio, se procede a la extracción de ácidos nucleicos y a una secuenciación masiva. Es importante destacar que en ningún momento se realizan cultivos ni se utilizan reacciones en cadena de la polimerasa (PCR) con el fin de evitar la introducción de artefactos que puedan influir en los resultados. La secuenciación es integral y no se limita únicamente a los fragmentos 16S y 18S, lo que permite la detección de la presencia de virus.

Los datos generados a través de la secuenciación se someten a un análisis mediante diversos modelos de inteligencia artificial (IA). Estos modelos se encargan de clasificar y estimar la abundancia de los microorganismos presentes, incluyendo virus y posibles metazoos. Además, se realiza una reevaluación por medio de IA con el propósito de descartar posibles falsos positivos, garantizando así la fiabilidad de los resultados. Este enfoque avanzado y tecnológico permite obtener información precisa y detallada sobre la composición de la microbiota bucal en la muestra analizada.